HISTORIA


El Club Náutico Sevilla se funda en 1952 por un grupo de aficionados a los deportes náuticos del Club Natación Sevilla que quieren trasladar el deporte al río. Los estatutos sociales lo definen como asociación deportiva y cultural privada que tiene como objeto el fomento y la práctica de la náutica, así como de la promoción de toda clase de deportes náuticos.
El club en la década de los 50
Orígenes

Las primeras reuniones para la creación del Club Náutico Sevilla se celebran a finales de 1951, aunque no es hasta el 25 de junio de 1952 cuando tiene lugar la primera cita oficial de la comisión gestora de la entidad.

La ubicación inicial del Club se sitúa en la calle Betis, concretamente en un local arrendado conocido como Quiosco de Joaquín Noé. De allí, el 11 de julio de 1953 se pasa al llamado Muelle de la Paja, y de éste a las instalaciones actuales, donde se pone la primera piedra el 1 de marzo de 1959.

Las instalaciones están ubicadas en la margen derecha del Guadalquivir, junta al Puente de las Delicias, en la dársena del Puerto de Sevilla. Ocupan una parcela de aproximadamente 50.000 metros cuadrados de terreno, concesión del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo en terrenos del Puerto de Sevilla, a los que se accede tanto por el Paseo Remeros de Sevilla, con el que la ciudad reconoce la aportación del Náutico a la misma; como por la dársena del Guadalquivir.

Presidentes desde su fundación
  • Anselmo García García
  • Adolfo Alberich Reivas (comisión gestora)
  • Juan Alfaro Calín de Briones
  • Vicente Roura Castellá
  • José Rubio Rivas
  • Félix Bolaños Ruiz
  • Manuel Carmona González
  • José María O’Kean Blanco
  • Vicente Flores Luque
  • Francisco Caballero Juliá
  • Manuel Carrera Maldonado
  • José María García Gómez
  • Guillermo Pradilla Gordillo
  • Eladio García de la Borbolla Vallejo
  • Mª Dolores Blanco-Morales Limones
  • Enrique Castelló Castañeda
  • Alicia Caballero Juliá
Palmarés

El currículum deportivo del Club Náutico Sevilla incluye a los primeros olímpicos hispalenses. Este honor recae en los remeros José Antonio Sahuquillo Moya y Enrique Castelló de Chiclana, quienes, junto con Joaquín Real Suárez al timón y entrenados por Miguel López Torrontegui, participan en los Juegos de Roma 60. Con anterioridad, en 1957, con Luis de la Torre Paz como timonel, Sahuquillo y Castelló logran el primer título nacional para el Club y se convierten en los primeros representantes internacionales de la entidad.

Esta disciplina depara, junto con el piragüismo, la vela y la natación, los principales éxitos de la entidad a lo largo de sus casi 70 años de existencia, en los que el Náutico ha acudido también a las citas olímpicas de México 68 y Munich 72, la paralímpica de Toronto 76, las olímpicas de Moscú 80, Los Ángeles 84, Seúl 88, Barcelona 92, Atlanta 96, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020, citas estos dos últimas en las que también participa en los Juegos Paralímpicos.

En 1959, el piragüista Manuel Macías acude a los Europeos de Duisburg (Alemania) para ser así en el primer palista internacional del Club. Un año después, el Náutico organiza la primera edición de la Regata Sevilla-Betis, que enfrenta en la modalidad de ocho con timonel de remo al Sevilla F.C. y al Real Betis Balompié. En 1962 se logra el primer gran éxito nacional en piragüismo por medio del K-4 integrado por Salvador García Gutiérrez, Rafael Pineda Peña, Juan A. Peña Torres y Antonio Garay Cerrejón, que se proclama campeón de España sobre 10.000 metros. También obtienen triunfos las palistas Josefa Rubio y María del Carmen Torres. En mayo de 1965, el equipo de baloncesto masculino juega la fase final de la Copa del Generalísimo, en la cual ocupa la sexta posición final. El 1 de mayo de 1966 se celebra la primera edición del Ascenso del Guadalquivir a vela, sobre un total de 40 millas. En 1968, el piragüista Gerardo López Espejo participa en los Juegos Olímpicos de México y el Náutico alcanza la cifra de 26 campeones de España. Cuatro años más tarde es su hermano Álvaro el que logra el entorchado olímpico al participar en Munich 72.

En 1976, los hermanos Francisco y Manuel Galnares González de la Madrid se proclaman campeones de España en la clase 420 y participan en el Campeonato de Europa. Un año después, lo hacen en los Campeonatos del Mundo y su hermano Luis, en los de la clase Optimist.

En 1983, los remeros José María de Marco Pérez, Luis María Moreno Perpiñá, Alberto Molina Castillo, Enrique Briones Pérez de la Blanca y José Manuel Cañete López se proclaman campeones del mundo formando parte de las tripulaciones españolas de cuatro sin timonel y ocho con timonel. Es el broche a una década de continuas medallas internacionales en esta disciplina deportiva que incluye el subtítulo olímpico logrado en Los Ángeles 84 por Fernando Climent, uno de los socios honoríficos de la entidad, y cuya nómina de medallistas se completa con Fernando Molina Castillo y Guillermo Müller Gascón.

En 1984 se concede al Club la Copa Stadium, Premio Nacional de Deportes que es entregado por S.M. el Rey el 26 de junio de 1985 a una delegación encabezada por José Mª O`Kean, presidente de la entidad, acompañado para la ocasión por Felipe Parejo (comodoro), José María García (secretario) y Ricardo Villena (vocal de Relaciones).

La natación tiene como máximo exponente en la historia del Náutico a Maite Trueba, la primera nadadora que alcanza el título de Mejor Deportista Andaluza (1990). Su palmarés incluye 77 internacionalidades, 11 títulos de España y la participación en los Campeonatos del Mundo de Roma 94.

En remo, en 1986 el ocho con timonel obtiene el Campeonato de España en categoría sénior en la modalidad reina. En el 88, el piragüista Fernando Fuentes Piñero acude a los Juegos de Seúl, al igual que los remeros Climent y Briones, que repiten experiencia en Barcelona 92 junto con De Marco y Fernando Molina. Climent y De Marco acuden a Atlanta 96, donde les llega el turno a Esperanza Márquez Escudero, una de las primeras féminas olímpicas españolas en remo, así como Alfredo Girón Sopeña y Juan Manuel Florido Pellón, quien se clasifica asimismo para los Juegos de Atenas 2004. Dos años antes, en el Mundial de Sevilla, José Antonio Martín Martín se proclama subcampeón en el río Guadalquivir, colgándose una plata que en 2004 y 2005 logran en los Campeonato del Mundo sub 23 los hermanos Pedro y Eduardo Murillo. Y en 2008, los Juegos de Pekín vuelven a contar con un representante del Náutico en la modalidad de remo a través de Camila Vargas, salvadoreña afincada en Sevilla que repite experiencia olímpica en Londres 2012. Cuatro años después, la argelina Amina Rouba, afincada en Sevilla de la mano del Club Náutico, acude a los Juegos de Río, donde ocupa el puesto 21º en skiff.

Cinco años más tarde, en Tokio, son Javier García y Jaime Canalejo los que mantienen viva la llama olímpica con un diploma en forma de sexto puesto en dos sin timonel, mientras que Javier Reja acaricia la medalla al ser cuarto en la cita paralímpica de remo adaptado en skiff.

En citas mundiales, Javier García se cuelga el bronce en la cita júnior de 2010 disputada en Racice (República Checa) a bordo del cuatro sin español. Un año más tarde, Álvaro Romero logra en 2011 el subtítulo intercontinental júnior en la cita de Eton (Inglaterra) en la modalidad de dos sin timonel, subiendo en 2014 un peldaño más en el podio para colgarse el oro en el Mundial sub23 de Varese (Italia), en este caso a bordo de un cuatro sin ligero. Este resultado le hace ser distinguido en 2015 con el Premio Andalucía de los Deportes a la Mejor promesa.

Recoge el testigo de éxitos la dupla formada por Javier García y Jaime Canalejo, que se cuelga un bronce en el Europeo y una plata y dos bronces en la Copa del Mundo de 2015 a 2019, año en el que los sevillanos clasifican a España para los Juegos de Tokio 2020 en dos sin timonel al ocupar la quinta plaza en el Mundial absoluto. Como antesala de la cita olímpica, logran un bronce en la Copa del Mundo de Zagreb (Croacia).

En 2020, y a pesar de la pandemia por el coronavirus, Pablo Moreno consigue un nuevo éxito internacional para el Club Náutico al proclamarse campeón de Europa júnior tras imponerse en la prueba de doble scull de la cita disputada en Belgrado (Serbia). Su progresión se confirmaba en verano de 2021 con motivo del Campeonato del Mundo júnior de Plovdiv (Bulgaria), en el que se colgaba el oro en cuatro sin timonel junto a otro remero del Náutico, Jorge Flavio Knabe

En 2021, la modalidad de remo de mar, llamada a ser olímpica, depara un título mundial para Jaime Canalejo, que también se cuelga la plata en Portugal en la prueba de doble mixto.

En piragüismo, Ramón Lecumberri devuelve al Club Náutico al primer plano internacional en el año 2014 al proclamarse campeón del mundo júnior en la modalidad K-4. Lo hace sobre la distancia de 1.000 metros en la cita disputada en la localidad húngara de Szeged.

En 2017, Gonzalo Martín Fijo logra el bronce en la Copa del Mundo en C-2 1.000 metros, metal que repetiría al año siguiente en el Europeo sub23.

Ya en 2019, Cayetano García de la Borbolla vuelve a llevar a la entidad hispalense a lo más alto de un podio internacional al proclamarse en Pitesti (Rumanía) campeón mundial júnior en C-1 200 metros. Y en 2021, logra el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio en C-2 1.000 junto al también canoísta del Club Náutico Sevilla Pablo Martínez después de sorprender tanto en el selectivo nacional como en el Preolímpico de Hungría, al que sucedió el oro en la Copa del Mundo en C-2 500. El colofón a la temporada llegaba con el diploma olímpico como octavos clasificados.

El colofón a la temporada llegaba con el diploma olímpico como octavos clasificados en la prueba de C-2 1.000 en Tokio, donde también participan en C-1 1.000 junto con el deportista tunecino afincado en Sevilla Ghailene Khattali, ocupando los puestos 18º, 27º y 28º, respectivamente.

Y tras la cita olímpica, se suceden los éxitos internacionales para los palistas del club sevillano, que logran tres platas en el Mundial júnior de Portugal con Carlos García (subcampeón en K-4 y K-2 500) y Rafa Pedrosa (plata en C-4 500).

En vela, el hecho de que Sevilla no tenga costa no es obstáculo para que el Náutico acumule éxitos, e incluso domina el ránking andaluz de las temporadas 2001/2002 y 2002/2003. Varias sagas de regatistas, como los Llorca, Galnares, González de la Madrid, Parejo o Manchón, son ejemplo de la fructífera cantera hispalense, entre cuyos pioneros se incluyen Manuel García Morán ‘Capi’, Enrique Montero Rodríguez, José Bovis Bermúdez o Jesús Gutiérrez. Las medallas a nivel mundial se suceden a partir de la década de los 90, principalmente a través de la familia Manchón Domínguez.

En el año 2000, María del Carmen Vaz amplía a tres las disciplinas olímpicas del Club y logra diploma en la clase Mistral de los Juegos de Sidney. Posteriormente, y cogiendo el relevo, Blanca Manchón repite diploma en los Juegos de Atenas 2004, al igual que Marina Alabáu en Pekín 2008, donde acaricia las medallas al lograr la cuarta posición.

En 2012, la windsurfista Marina Alabáu, campeona mundial y pentacampeona europea, hace historia en los Juegos de Londres al lograr, con su inapelable victoria en la clase RS:X, que dominó en las aguas de Weymouth & Portland desde la primera jornada, la primera medalla de oro olímpica para el deporte sevillano. Cuatro años después, se quedaría a un paso de volver a subir al podio olímpico al ocupar el quinto puesto en Río de Janeiro.

En los siguientes años, tanto Marina Alabáu como Blanca Manchón logran nuevos títulos intercontinentales para el Náutico en otras disciplinas del windsurf como Raceboard, Fórmula Foil o RS:One. Y siguiendo su senda, desde 2018 Matchu Lopes, caboverdiano de nacimiento y nacionalizado español, es un habitual en los podios de la Copa del Mundo de kitesurf defendiendo el pabellón del club sevillano.

En los Juegos de Tokio es Blanca Manchón, Socia de Honor de la entidad, la que continúa la senda olímpica con un undécimo puesto en la clase RS:X.

Deporte adaptado

La firme apuesta por el deporte del Club Náutico Sevilla da un paso más con la participación en competiciones adaptadas. Con el destacado precedente en los Juegos Paralímpicos de Toronto 1976 del nadador Adolfo Fernández de la Hoz, diploma en los 400 libres, es la natación la que abre la senda. Lo hace con la presencia de deportistas deficientes visuales y físicos en pruebas regionales y nacionales.

Mención merece, ya en el siglo XXI, la figura de Marta Galián, que tras lograr el récord de Europa en la prueba de 50 metros espalda lograba la clasificación para los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, a los que finalmente no acudiría tras no superar la clasificación del tribunal médico internacional.

Mejor suerte correría Marta Gómez Battelli, presente en los Juegos de Londres y que en 2013 se proclamaría en Montreal (Canadá) subcampeona mundial en la prueba de los 400 libres de la categoría S13, para deficientes visuales leves.

Los éxitos saltan de la piscina al piragüismo en 2013 de la mano de Javier Reja, que tras colgarse varias medallas a nivel nacional en natación se estrena a lo grande en la modalidad de paracanoa, incluida como novedad en el programa paralímpico de los Juegos de Río 2016. En su debut internacional con la selección, el campeón de España logra el subtítulo europeo en Portugal en la categoría TA, para deportistas con movilidad reducida a troncos y brazos. Esta medalla de plata es incluso superada dos meses después al proclamarse en Duisburg (Alemania) el primer campeón mundial español de piragüismo adaptado. 

El palmarés de Reja se amplía en 2014 con un oro en la Copa del Mundo y un bronce en el Europeo. Y en 2015 se proclama subcampeón del mundo, repite oro en la Copa del Mundo y se cuelga el título en el Campeonato de Europa, resultados que le hacen acreedor de su segundo Premio Andalucía de los Deportes, tras el recibido en 2013.

La labor en este sentido del Náutico es reconocida a finales de 2015 por la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), que le dedica al club sevillano el cupón del 21 de diciembre bajo el lema «apoyando el deporte adaptado». El cupón es ilustrado con el escudo de la entidad y la imagen del campeón mundial y europeo de paracanoa sevillano Javier Reja.

Ya en 2016, Reja se proclama subcampeón mundial y europeo de paracanoa antes de convertirse en el primer representante del piragüismo español en unos Juegos Paralímpicos, logrando el décimo puesto en KL2 (kayak) en Río, a donde acude con su técnico, José Carlos Expósito. A esta cita también acude la nadadora Marta Gómez Battelli, quien logra un diploma olímpico en la prueba de 400 libres.

Posteriormente, Javier Reja sigue acumulando éxitos para el Club Náutico Sevilla, incluso en remo adaptado. De hecho, logra en esta modalidad pasaporte para sus segundos Juegos Paralímpicos, los de Tokio 2020, en los que participa en skiff (PR1) para acariciar la medalla al ser cuarto junto con su entrenador en el Náutico, David Cifuentes.

Galería olímpica

El 3 de marzo de 2006 se inauguraba la Galería Olímpica del Náutico, con la que se homenajea a los deportistas olímpicos y paralímpicos que ha dado en su historia la entidad, 15 hasta esa fecha, desde Roma 60 hasta Atenas 2004. Para la ocasión, el salón social del Club contó con la presencia, entre otras autoridades, del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco; el Secretario General para el Deporte de la Junta de Andalucía; Manuel Jiménez Barrios; o el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, que acudieron al acto junto con los presidentes de las federaciones españolas y andaluzas de remo, piragüismo y vela. Y es que la ocasión lo merecía, ya que se rendía de esta forma un justo reconocimiento a parte de la historia viva del deporte sevillano, andaluz y español, con presencia en nueve citas olímpicas desde la celebrada en Roma en 1960 y sólo tres ausencias en un total de 44 años.

El bagaje hasta entonces, una medalla de plata, lograda en Los Ángeles 84 por Fernando Climent, cuatro veces olímpico y presidente de la Federación Española de Remo, además de tres diplomas: el remero José María de Marco en Atlanta 96, donde fue cuarto; y las regatistas Mª Carmen Vaz y Blanca Manchón, octavas clasificadas en la modalidad de vela Mistral en Sídney 2000 y Atenas 2004, respectivamente.

A la conclusión del acto, y tras la pertinente foto de familia, deportistas y autoridades firmaron en el Libro de Honor del Náutico para dejar constancia del histórico momento, que tuvo continuidad con la inclusión tras los Juegos de Pekín 2008 de la jugadora de baloncesto Isabel Sánchez, de la remera Camila Vargas y de la windsurfista Marina Alabáu, quien se proclamaba campeona olímpica cuatro años más tarde en Londres 2012.

Posteriormente, se amplía la Galería Olímpica a finales de 2015 con los remeros Manuel Vera (diploma en Moscú 80, Los Ángeles 84 y Seúl 88) y Luis Arteaga (Los Ángeles 84), declarados Socios de Honor el año anterior; y el nadador paralímpico Adolfo Fernández de la Hoz, diploma en Toronto 76, cita paralela a la olímpica de Montreal. 

Tras los Juegos de 2016, se unen a la Galería tres de los cuatro representantes del Náutico en Río de Janeiro, adonde acuden, además de la campeona olímpica en Londres 2012 Marina Alabáu, que a punto está de colgarse en la cita carioca su segunda medalla al ser quinta en la clase RS:X; la remera de origen argelino Amina Rouba, 21ª en skiff; la nadadora adaptada Marta Gómez Battelli, diploma en Río en 400 libres; y el campeón mundial y europeo de paracanoa Javier Reja, primer paralímpico del piragüismo español, que acaba décimo.

La cita de Tokio 2020, celebrada con un año de retraso debido a la pandemia por el coronavirus, depara un nuevo tope histórico del Club Náutico Sevilla en los Juegos. De hecho, acude con su mayor cifra de deportistas, seis, a los que hay que añadir la Socia de Honor de la entidad Blanca Manchón. Alcanza así la cifra de 29 deportistas presentes en unos Juegos y un total de 41 participaciones en 15 ediciones.

La nómina de olímpicos se amplía con los remeros Javier García y Jaime Canalejo, sextos y diploma en dos sin timonel; los palistas Pablo Martínez y Cayetano García de la Borbolla, octavos y diploma en C-2 1.000; y el canoísta tunecino con licencia del Náutico Ghailene Khattali, 28º en C-1 1.000; repitiendo, en este caso en remo, Javier Reja, cuarto clasificado en skiff adaptado (PR1); y Blanca Manchón, undécima en la clase RS:X de vela.

Deportistas olímpicos y paralímpicos del CNS

Roma 1960       

  • José Antonio Sahuquillo – Remo
  • Enrique Castelló – Remo
  • Joaquín Real – Remo

México 1968     

  • Gerardo López Espejo – Piragüismo

Múnich 1972    

  • Álvaro López Espejo – Piragüismo

JJ.PP. Toronto 1976

  • Adolfo Fernández de la Hoz (diploma) – Natación

Moscú 1980     

  • Manuel Vera (diploma) – Remo

Los Ángeles 1984          

  • Fernando Climent (plata) – Remo
  • Manuel Vera (diploma) – Remo
  • Luis Arteaga – Remo

Seúl 1988          

  • Manuel Vera (diploma) – Remo
  • Fernando Climent – Remo
  • Enrique Briones – Remo
  • Fernando Fuentes – Piragüismo

Barcelona 1992

  • Fernando Climent – Remo
  • José María de Marco – Remo
  • Fernando Molina – Remo

Atlanta 1996    

  • Fernando Climent – Remo
  • José Mª de Marco (diploma) – Remo
  • Alfredo Girón – Remo
  • Juan Manuel Florido – Remo
  • Esperanza Márquez – Remo

Sídney 2000     

  • Mª Carmen Vaz (diploma) – Vela

Atenas 2004     

  • Blanca Manchón (diploma) – Vela
  • Juan Manuel Florido – Remo

Pekín 2008       

  • Marina Alabáu (diploma) – Vela
  • Isabel Sánchez (diploma) – Baloncesto
  • Camila Vargas – Remo

Londres 2012   

  • Marina Alabáu (oro) – Vela
  • Camila Vargas – Remo

Río de Janeiro 2016      

  • Marina Alabáu (diploma) – Vela
  • Amina Rouba – Remo
  • Javier Reja (JJ.PP.) – Piragüismo
  • Marta Gómez Battelli (JJ.PP. / diploma) – Natación

Tokio 2020        

  • Javier García (diploma) – Remo
  • Jaime Canalejo (diploma) – Remo
  • Cayetano García de la Borbolla (diploma) -Piragüismo
  • Pablo Martínez (diploma) – Piragüismo
  • Ghailene Khattali – Piragüismo
  • Blanca Manchón – Vela
  • Javier Reja (JJ.PP. / diploma) – Remo

Copa Stadium

En junio del año 1985, el Club Náutico Sevilla ingresaba en el círculo restringido de los galardonados en los Premios Nacionales del Deporte con la Copa Stadium, máxima distinción que el deporte español concede anualmente “para premiar a la persona o entidad que se haya destacado por su especial contribución durante el año a tareas de promoción y fomento del deporte”, en esta ocasión correspondiente a la nominación de 1984. Sin duda, es el más alto honor que puede recibir un club, y el nuestro, que sin falsos rubores proclamamos, por su incansable y tesonera labor en pro de todo lo deportivo. 

Al recibir tan preciada distinción, lo hacía consciente de la gran responsabilidad que recaía sobre sí mismo, pues si bien se hizo merecedor del Premio Nacional del Deporte por su trabajo hasta la fecha, a partir de ese día era responsable consciente de la obligación que contraía para mantener la categoría alzada.

Formando al lado de clubes de brillantísimo historial dentro del deporte hispano, el Club Náutico Sevilla figura abrazado a entidades como el Club Natación Barcelona, creador de la natación española; el muchas veces rival en remo y admirado Ur-Kirolak, la Federación Española de Baloncesto, el Club Náutico de Tenerife, el Fútbol Club Barcelona, el Real Madrid y una larga relación iniciada el año 1923 y con sólo dos puntos en blanco en su historia, ya que la nominación se declaró desierta en 1942 y 43.

Este reconocimiento, sin duda un orgullo para el Club Náutico y la ciudad de Sevilla, a la que representa, no vino sino a impulsar si cabe la ardua tarea de seguir potenciando el deporte.

Reconocimientos

Los esfuerzos en materia deportiva del Club Náutico Sevilla merecen el reconocimiento institucional a nivel autonómico con la entrega, en los años 1993, 2003 y 2013, del Premio Andalucía de los Deportes como mejor club de la región. Estos galardones se instauran en 1987 por la Junta de Andalucía con el objetivo de reconocer “los esfuerzos y méritos de los que llevan el nombre de nuestra comunidad autónoma a las más altas cotas competitivas o trabajan para que así sea”.

La labor de promoción del deporte adaptado realizada por el club sevillano también tiene su reconocimiento a finales de 2015 por parte de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), que le dedica el cupón del 21 de diciembre. El escudo de la entidad hispalense y la imagen del campeón mundial y europeo de paracanoa sevillano Javier Reja, paralímpico posteriormente en Río 2016 y Tokio 2020, ilustraban dicho cupón junto al lema “Apoyando el deporte adaptado”.

La función solidaria realizada a través del Open de Sevilla de tenis-Memorial Ricardo Villena, cediendo desde el año 2010 una cantidad a una entidad o asociación benéfica, le ha valido al Club Náutico Sevilla para ser reconocido con la Gran Cruz de la Orden de San Andrés, que recibía a finales de 2014.

Asimismo, tras ceder de forma altruista sus instalaciones para la realización de sus prácticas a Cruz Roja Española, en 1994 recibe por ello la Medalla de Plata de Cruz Roja, «por su desinteresada labor de colaboración».

A nivel local, la Fiesta del Deporte de Sevilla, que organiza el Ayuntamiento desde 1987, reconoce en sus ediciones de 1989, 2009 y 2015 al Club Náutico con el Premio Ciudad de Sevilla, que distingue a la entidad, club o asociación que destaca “por sus méritos deportivos o por su contribución a la promoción y el fomento del deporte”.

Además, el Ayuntamiento de Sevilla decide distinguirle en 2015 con la Medalla de la Ciudad, en reconocimiento a su trayectoria durante más 60 años, «por su vinculación con la ciudad y su contribución al fomento del deporte y la transmisión de valores».

#somosnáutico

CONOCE NUESTRO
PUERTO DEPORTIVO

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, mostrate publicidad y optimizar su navegación. Puede consultar mas información en nuestra cookies, o aceptar pulsando el botón a tal efecto.

Ajustes de cookies

A continuación puede elegir que cookies permitir. Haga clic en "guardar" para aplicar la configuración.

FuncionalesSon necesarias para que el sitio funcione correctamente.

AnalíticasLas utilizamos para mejorar la usabilidad del sitio.

Redes SocialesLas utilizamos para mostrarte contenido externo, como por ejemplo vídeos, twits, fotos de instagram...

AnunciosEn caso de que insertásemos publicidad, estas serían las cookies utiliazadas.

OtrasCualquier otra cookie con un propósito diferente a los mencionados.